Las Maravillosas y Sorprendentes Maquinitas Multijuegos de la Tía K

Hay pocas cosas en el universo que pueden tentar al ser humano y degenerarlo en una especie de monstruo mutante escupe monedas. Hay pocos mortales que pueden resistir el llamado del los bits y desviar la mirada para enfocar la mente en otra cosa. Hoy en día las fuentes de tanto trauma del pasado han caído en una edad oscura de extinción… O eso es lo que todos pensábamos…

Señoras y señores, me presento ante ustedes para hablarles de las maquinitas multijuegos. Jajaja.

Para todos los gamers que ya estamos en edad, las maquinitas representaron una parte muy importante de nuestras infancias. Hace muchos muchos años, no era del todo común tener tu propia consola en tu casa, no se si porque todo lo de computadoras y electrónica era muy caro, difícil de conseguir o porque la gente no le daba importancia. La cosa es que de muy niños, la única opción que teníamos era ir a la tiendita y gastar tus moneditas jugando mortal kombat, street fighter o Marvel contra Capcom entre otros.
image
Desde aquellos días, la industria de los videojuegos ha avanzado enormemente. Sin embargo, muy pocas cosas superan el mover frenéticamente una palanquita mientras golpeábamos desesperadamente los botones y gritábamos como enajenados con nuestros amigos de la cuadra para decidir al ganador de una contienda.

La verdad estaría súper padre tener una de estas cosas en nuestras casas y y viajar un poco en el tiempo. Y ¿por qué no? También hay muchas con juegos clásicos y más actuales, lo cual nos brinda experiencias muy divertidas y diferentes a las que solemos vivir con una consola normal.

No sé, tal vez soy sólo una tonta y me pueden tachar de romántica, pero algún día tendré una en mi casa. He de confesar, que en aquellos días en los que las maquinitas estaban de moda, y la verdad no se si otros seres humanos también lo hacían, pero yo cuando no tenía dinero me ponía a fingir frente a la pantalla que el demo era realmente yo jugando jajaja.
image
No se qué recuerdos guarden ustedes con respecto a estas joyitas del pasado, pero también me gustaría escuchar sus experiencias y opiniones sobre estas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *