Ciudades perdidas: encuéntralas.

La emoción de poder descubrir algo perdido es indescriptible y más cuando esto significa que has podido descubrir una ciudad, civilización o algo que cambiará la historia de la humanidad tal y cual la conoces, pues cualquier vestigio puede ser la pieza faltante del rompecabezas que explique nuestra existencia en este planeta o el nacimiento de nuestra civilización.

La tecnología se ha convertido en un gran aliado para los arqueólogos que debido a las condiciones climáticas, de suelo y demás, se dificulta el descubrimiento de lugares. En 1960 se diseñó una tecnología llamada LIDAR (Laser Imaging Detection and Ranging), la cual a pesar de tener ya años en el mercado actualmente es la causante de la mayoría de los descubrimientos que los arqueólogos han realizado.

Esta tecnología funciona mediante pulsos de luz que se adentran a través de la vegetación, bosque, roca y demás cuerpo sólido, que nos permite darnos una idea bastante clara de la tipografía del sueño a recorrer. Cada uno de estos rebotes al unirse forman mapas 3d, que facilitan el análisis de los lugares a ciencia cierta y localizar elevaciones que no son completamente naturales en los terrenos.

Esta herramienta se ha empleado con éxito en los países de Belice, Guatemala, México o Camboya, donde su tipografía es atropellada y difícil de discernir entre una ruina arqueológica o un montículo común de tierra.

No debemos confundirlo con la función que realiza un radar, pues LIDAR brinda un nivel de detalle y precisión mucho mayor, que en comparación al método tradicional ahorra tiempo, dinero y la posibilidad de encontrar más elementos en un terreno a investigar.

Como todo en esta vida tiene un costo, porque puede que LIDAR tenga ya en el mercado algunos años sin embargo debemos de tener en cuenta que realizar una excavación de este tipo cuesta ente los U$$1.000 Y US$2.000, por kilómetro cuadrado y algunos países no están dispuestos a financiar este tipo de descubrimientos. Se podrá pensar que para un terreno pequeño es poco lo que se solicita sin embargo, el costo de transportar equipo, personal y demás resulta más caro.

Es una tecnología bastante atractiva, que compañías como la NASA han empezado a utilizar para encontrar vida o vestigios más allá de nuestro planeta, a lo mejor en un tiempo también se encuentra en nuestros teléfonos.

EAARL_conceptLG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *