Remembering Tamagotchis

Se acuerdan de los Tamagotchis? Eran la onda! Cuando yo era niña tuve un dinosaurio, un golden retriever, un pollito y un pikachu!

En esos viejos tiempos donde la tecnología era primitiva y consistía en 3 botones de hule, los tamagotchis eran la sensación. Todo mundo tenía uno, o por lo menos deseaban tener uno.
image
Los llevábamos a la escuela para que no se nos murieran, pero debíamos ocultarlos, ya que las malvadas maestras asechaban para quitárnoslos y mandarnos a la terrible dirección.

El momento más bonito de tener un tamagotchi venía en el momento en el que tu mascota evolucionaba y cambiaba de forma como ciclo de vida y recompensa por tu buen cuidado.

La verdad, actualmente los tamagotchis no pueden competir con otras opciones disponibles en el mercado, sin embargo, los tamagotchis fueron precursores de la tecnología móvil que enriquece nuestras vidas. Pero en su momento fueron una novedad bastante impresionante que enfrentó como nunca a lo niños contra las amargadas y oscuras autoridades escolares.

Los tamagotchis pasaron a la historia como los archienemigos de profesores y directivos de todas las primarias del mundo. Debido a que la mascota virtual podía morir o enfermar si se dejaba desatendida, muchos optábamos por llevarla a escondidas al colegio para poder procurarla correctamente. Sin embargo los malvados adultos, siempre buscando la manera de jodernos la vida, se dedicaban a una cacería de brujas para despojarnos de nuestras propiedades, sueños e ilusiones.
image
Por suerte a mi jamás me descubrieron con los míos, pero presencié lo más bajo de la humanidad y del sistema educativo cuando pobres incautos eran humillados y despojados sólo por tener un tamagotchi.

Aprovecho esta oportunidad para decirle a aquellos enemigos de los niños: fuck you!

1 thought on “Remembering Tamagotchis”

  1. Chale, cuál fue el motivo de este artículo? recordar lo chido que fue tener un Tamagotchi o buscar catarsis tras casi 2 décadas de frustración contra algún profesor que confiscó el juguetito? Yo también fui niño y también sufrí del que me confiscaran juguetes en la escuela (nunca mi Tamagotchi) pero de eso a llamarlos “enemigos de los niños”? en un sistema educativo que ya de por sí es deficiente me parece de mal gusto condenar a los maestros que no sólo están cumpliendo con su trabajo sino delimitan lo que se vale y no se vale en un aula de estudios. Nomás piensa en ello a la hora de escribir tus futuros posteos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *