Apps de localización, ¿seguridad o peligro para el usuario?

Son muchas las situaciones que se han desatado en torno a esta aplicación, desde prácticas comunes para compartir la ubicación con amigos y puedan así llegar con mayor facilidad al punto de encuentro, seguir una ruta determinada ya sea a pie o en automóvil hacia una locación exacta o mostrar a nuestros conocidos el sitio en el que nos encontramos, con la ubicación en tiempo real.

Esta función ha sido muy útil para distintos usos, evitando así rutas erróneas y pérdidas de tiempo. Si bien es cierto que las apps de localización han cobrado mayor fuerza y popularidad, debido al incremento de uso, al grado de que algunas redes o aplicaciones hayan agregado esta funcionalidad como parte de sus actualizaciones. También es verdad que el hecho de contar con la opción de compartir ubicación, ha resultado un peligro no sólo para la privacidad de las personas, sino como un riesgo latente en cada momento.

Esta aplicación ha resultado una arma de dos filos, como suele decir mi madre, ya que por un lado ha sido de gran utilidad no sólo en el ámbito social, sino en el preventivo, ya que gracias a ella muchas personas han permanecido a salvo de alguna situación de peligro, secuestro, robo y hasta de perderse en lugares desconocidos.

No obstante, por otra parte el hecho de que al abrir aplicaciones como Google Maps y Facebook Messenger, WhatsApp, entre otras de uso diario, implique el compartimiento de datos, también ha puesto en situaciones de peligro a otros, pues basta con hacer uso de ellos para obtener la localización exacta de cualquier persona. Lo que ha vuelto vulnerables a la mayoría de los ciudadanos, quienes no son conscientes de la magnitud que implica activar el GPS, dar permiso y acceso a cierta información.

I

Cabe destacar que no toda la responsabilidad recae en los grandes empresarios dueños de las distintas marcas y aplicaciones, sino que en gran parte la culpabilidad es de los usuarios, quienes dejan abierto el paso al uso de su información privada y en ciertos casos abusando de ello. Aunque también existen los riesgos ajenos a cada una de las partes, pues todos estamos expuestos a sufrir el robo de datos y de nuestras pertenencias, principalmente de móvil, en donde tenemos guardada casi toda la información sobre nuestra persona y la de familiares.

Por ello, resulta fundamental hacer uso de este tipo de apps con mayor responsabilidad y atención a cualquier acción que nos haga vulnerables al peligro. Existen aplicaciones especializadas y dedicadas únicamente para localizar en todo momento a quien se desee, las cuales han resultado más funcionales, mismas de las que hablaremos en nuestros próximos post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *